lunes, 17 de octubre de 2011

Los roscos de Loja

Tal y como ocurre con un buen número de recetas típicas de Andalucía, la del popular 'rosco de Loja' procede de un dulce heredado de la cultura árabe. En siglos posteriores, este postre pasaría a elaborarse, casi exclusivamente, en los conventos, para posteriormente salir de ellos y cocinarse en la mayoría de las casas de esta localidad granadina.

Foto: lojaturismo.com
No existen referencias documentales al rosco de Loja hasta el siglo XIX, en que el autor de un texto menciona la exquisitez del producto, y el secretismo con que, al parecer, se guardaba su receta por aquel entonces. En la actualidad, todos los vecinos de Loja son conocedores de que su dulce más popular consta, principalmente, de huevos, almidón, azúcar, sémola y agua.

Formalmente, estos roscos se distinguen por estar agrupados en parejas, rellenos en su centro con una crema, y bañados con una cubierta que les da un particular color blanco. Su aspecto es bien conocido, ya no sólo en toda la comunidad andaluza, sino también más allá de nuestras fronteras, gracias a la exportación realizada por diversas empresas del sector. 

Desde el año 2007, esta muestra de la repostería lojeña cuenta en su etiqueta con la marca de 'Calidad rural Poniente granadino', que avala la autenticidad y buen nombre del producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada